Proyectos ley estancados enfrentan a Eduardo Estrella y Alfredo Pacheco

Proyectos de ley aprobados en un hemiciclo y que no son sancionados en otro, han causado ronchas entre los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado de la República con imputaciones que han provocado respuestas.

Todo inició esta semana, en la sesión del pasado martes 11, en la Cámara de Diputados, donde varios legisladores se quejaron del Senado de la República bajo el argumento de que no se priorizan los proyectos que llegan desde la Cámara Baja.

Esos cuestionamientos llevaron a Alfredo Pacheco, presidente de los diputados, a manifestar que, aunque el Senado no escuche, es partidario de seguir aprobando proyectos.

«Eso nos sube la moral para seguir haciendo reclamos y voy a conformar una comisión para ir el jueves con un listado (de los proyectos pendientes)», declaró Pacheco, al tiempo de señalar que existen actualmente unos quince proyectos de ley pendientes de aprobación en el Senado de la República.

Sorpresa

Las quejas de los diputados, provocó ayer la sorpresa del presidente del Senado, Eduardo Estrella.

«Aprovechando que acabamos de leer todas las iniciativas provenientes de la Cámara de Diputados, nos extrañó escuchar las palabras de un diputado en la que refería que nosotros estamos retrasando iniciativas. Y… la Secretaría Legislativa hizo todo el proceso de levantamiento de los proyectos de ambas cámaras», declaró Estrella.

De inmediato, el senador representante de la provincia Santiago ordenó entregar una copia de la documentación a todos los senadores presentes en la sesión.

79 contra diez

«Hay 79 proyectos del Senado en la Cámara de Diputados y solo 10 de la Cámara de Diputados están en nuestras manos».

Manifestó que lo planteado ayer, tanto por el presidente de la Cámara de DiputadosAlfredo Pacheco, como por el diputado Rafael Castillo Casado, sobre este particular, debió tratarse de una confusión.

«Creo que lo sacaron de contexto. La intención nuestra siempre es de conocer los proyectos, como debe ser el trabajo legislativo, en coordinación».

Las críticas de ambos lados surgen cuando la primera legislatura ordinaria de este 2023 se acerca a su final, este 26 de julio. Muchos proyectos que son considerados prioritarios podrían perimir de no ser sancionados.